Llegó el cambio de hora, ajusta tu reloj biológico

En esta época del año los días se acortan y muchas personas tienden a sentirse nostálgicas, con bajo tono vital y sin demasiada energía.

¿Y por qué?

el problema llega por la noche cuando intentan conciliar el sueño. ¿Por qué?, pues porque para poder conciliar el sueño, es necesario que la luz vaya disminuyendo lentamente y paralelamente nuestro cuerpo va sintetizando la melatonina necesaria.

Este mecanismo, dado el estilo de vida de las sociedades industrializadas, es regulado artificialmente para que en esta época del año no sea coherente con la naturaleza.

De esta forma, en la calle la luz se apaga, pero nosotros no podemos acostarnos con el ritmo natural. Alargamos de forma artificial la hora prevista para acostarnos.

Como la melatonina va preparando al cuerpo para entrar en la fase naturaldel sueño pero se lo estamos impidiendo, acabamos por desajustar el ritmo natural sueño-vigilia. Es el mismo caso que cuando hacemos viajes que obligan a atravesar diversos husos horarios. Este desajuste artificial puede llevar a un insomnio inducido.

¿Y cómo lo compensamos?

Para compensar este desajuste en el aprovechamiento de la melatonina corporal, existen complementos que aportan melatonina exógena que ayuda a conciliar el sueño cuando necesitamos dormir.

Por su existencia de forma natural en nuestro organismo, la melatonina es el mejor inductor del sueño de los que se pueden encontrar al alcance de los consumidores. Cualquier otra sustancia que provoque sueño no tiene esta característica. 

Existe la opción de aportar otros componentes a estos complementos para facilitar un despertar más sereno y relajado, por ejemplo el azafrán o melissa (de reconocido efecto relajante).

La forma ideal de incorporar la melatonina debería ser aquella que evitara el primer paso hepático, que destruye el 85% de la dosis oral. Si a la melatonina se le incorporan otras sustancias inductoras del descanso o que disminuyan la fatiga,  se puede potenciar ese efecto de la melatonina en formulaciones más ricas y completas.

¿Por qué la primavera la sangre altera?

¿Por qué la primavera la sangre altera?

Con el comienzo de la primavera nos sentimos con más energía, felices, alegres… Y es que “la primavera, la sangre altera”. Pero, ¿por qué no pasa esto?

La primavera favorece la liberación de la ocitocina (hormona del amor), la dopamina (hormona del placer), la serotonina (la hormona del estado de ánimo), la noradrenalina (hormona que alivia el estrés y la ansiedad) y las feromonas (hormona de la atracción). La suma de todas ellas produce en nuestro cuerpo un mayor nivel de libido sexual y un aumento de la vitalidad.

El aumento de la luz y de la temperatura genera cambios en el entorno (floración, polinización y presión atmosférica) y en consecuencia también en nuestro organismo.

Un estudio realizado por las universidad de Manchester y Edimburgo, afirman que en esta estación del año incrementa la radiación solar y esto produce que las hormonas también aumenten.

Cabe destacar que la primavera no afecta a todos por igual. Existe el polo opuesto de esta felicidad primaveral.
Se conoce como “astenia primaveral”.

¿Qué es la astenia primaveral?

 

Es una sensación de fatiga y desmotivación. Se caracteriza porque el individuo se siente triste, desganado, sufre dolores de cabeza, cansancio, el sueño y el apetito se trastocan, etc. La astenia primaveral suele asociarse con trastornos respiratorios y alergias. Aquellas personas que las padecen se encuentran mal y eso repercute en su estado anímico.

Consejos para combatir la astenia primaveral

1. Respetar las horas de sueño

Esta estación del año se caracteriza por el aumento de horas de luz a lo largo del día. Este hecho puede producir en nuestro cuerpo una activación y por lo tanto, repercutir en nuestras horas de sueño. Es importante no trasnochar, se recomienda dormir al menos 7 horas diarias. Existen personas que sufren problemas de insomnio, es por ello que SaludBox Labs recomiendo Morpheo. Un complemento alimenticio que tiene un efecto tranquilizante, ayuda a recuperar el sueño fisiológico y a despertar de buen humor.

2. Alimentos ricos en triptófano

Es el precursor de la serotonina. Nos ayuda a mantener un estado de ánimo positivo. La carne (sobretodo pavo y pollo), el pescado azul, los huevos, lácteos, plátano, piña, aguacate, frutos secos, chocolate negro… son algunos de los alimentos ricos en triptófano.

3. Practicar ejercicio físico
El deporte ayuda a aliviar las tensiones y liberar estrés.
4. Reforzar las vitaminas

Se recomienda tomar vitamina C, ya que ésta nos aporta energía y es un protector solar. Existen complementos alimenticios que sirven como un refuerzo vitamínico. Es el caso de Vitimax, unas gominaolas funcionales que contribuyen a obtener los nutrientes necesarios, ayudan a estabilizar/mejorar el sistema nervioso, cognitivo y inmune. Cabe destacar la novedad de este complemento, uno de sus componentes principales de la glutamina; ayuda a mejorar el sistema inmunitario, el rendimiento físico y la regeneración de la masa muscular.

¡Disfruta de la primavera!

¿Qué tipo de amor tengo con mi pareja?

¿Qué tipo de amor tengo con mi pareja?

Los griegos definieron diferentes tipos de amor. Cada tipología tiene unas características que lo definen. Una vez conozcas los diferentes amores, podrás clasificar tus experiencias y relaciones amorosas, ya sean con la pareja, amigos, familia, etc.

Eros

Es el amor intenso, pasional y generalmente efímero. En este tipo de amor solemos encontrar la idealización y el deseo carnal. Eros se ve reflejado en el sexo y las infidelidades. Destaca el romance y la química.

Storgé

Es el amor duradero y bondadoso. Se consigue a lo largo del tiempo y viene acompañado de una actitud fraternal. Se basa en la empatía, el compromiso, la protección y la lealtad.

Ludus

El amor lúdico. Es aquel amor que se vive sin ataduras ni compromisos. Busca la diversión y el disfrute de la propia experiencia. Su duración depende del aburrimiento, cuando una de las dos personas empieza a aburrirse decide abandonar la relación en busca de otra. La atracción física y la novedad es la base de este amor.

Además de estas 3 tipologías de amor, existen otras que nacen de la combinación de éstas.

Manía

Es la mezcla del Ludus y Eros. Es el amor lúdico y pasional donde existe una dependencia emocional y algo obsesiva. Surge entre dos personas que suelen tener la autoestima baja y necesitan ser queridas. Se caracteriza por los celos, la posesión, conductas desmesuradas…

Pragma

Mezcla entre Ludus y Storgé. Es un amor pragmático. Combina aquello lúdico con un amor de amistad.
Los individuos buscan los intereses comunes. Suelen ser compartidos, tantos los gustos como los intereses, la clase social… La compatibilidad es la base de este amor.

Ágape

Combinación entre Eros y Storgé. Es el amor en estado puro. Incondicional y humano. Se caracteriza por ser desinteresado y altruista. La persona daría cualquier cosa por su pareja. Se busca el bienestar del otro.

Todos podemos vivir uno o varios tipos de amor en la misma relación y/o durante toda nuestra vida. Las emociones y sentimientos que puede sentir alguien en una relación son tantos y tan complejos que es muy difícil poder clasificarlos en uno de ellos. Aun así, siempre se aproximará a alguno.

Cabe destacar que, independientemente de qué amor sea el que compartís tu pareja y tú, es imprescindible que para que salga bien lo cuidéis. Las ganas y la ilusión deben alimentarse todos los días. También es importante mantener viva la llama de la pasión. Existen algunas parejas que, por diversos motivos, ya no tienen relaciones sexuales con frecuencia. SaludBox Labs te ofrece la solución. SaludBox Amore, unos chicles funcionales que ayudan a potenciar la libido, regulan y aumentan la función del sistema endocrino y mejoran la calidad de las relaciones íntimas.

Y tú, ¿qué tipo de amor tienes con tu pareja?

Cómo combatir la alergia en primavera

Cómo combatir la alergia en primavera

En primavera la alergia aparece con fuerza. ¿Cómo puedo prevenirla? ¿Cómo puedo reducir sus síntomas? ¿Cómo puedo reforzar mis defensas?

La llegada de la primavera trae consigo días más largos y soleados, mejor tiempo, calles llenas de color, la llegada del verano, etc. Pero para las personas con alergia al polen o polinosis también supone la llegada de las alergias. Cada vez mayor parte de la población se ve afectada, especialmente entre los niños.

Esta época del año (abril, mayo y junio) es el momento en que las plantas y los árboles desarrollan la polinización. Las lluvias en primavera son un aliado para quienes sufren estas alergias ya que arrastran el polen hacia el suelo y limpian las calles.

Algunos de los síntomas que sufren estas personas son los estornudos, la conjuntivitis, rinitis, dificultades respiratorias, eccemas, crisis asmáticas, etc. Por eso es importante conocernos y saber prevenir y combatir nuestra alergia.

Cómo prevenir la alergia

  • Evita salir a la calle en las horas en las que la concentración de polen sea mayor; el amanecer y el atardecer. Y evita zonas donde esta concentración también sea alta como los parques o los jardines.
  • Consulta la concentración de polen de la ciudad en la que vives.
  • Lleva contigo los medicamentos que te ha recetado el alergólogo.
  • Usa gafas de sol para proteger los ojos del polen.
  • Mantén las ventanas de tu casa cerradas en las horas de concentración más alta. Un buen momento para ventilar tu casa sería el mediodía.
  • Dúchate y cámbiate de ropa para eliminar los restos de polen que se acumulan en la piel, el pelo, la vestimenta, etc.
  • Evita ir en moto, bicicleta, o en coche con las ventanillas bajadas.
  • Acude a tu alergólogo para que determine un diagnóstico específico. Esto te ayudará a reconocer qué produce tu alergia y poder prevenir sus síntomas.
Para la rinitis

Es decir el goteo nasal constante y los estornudos. Puede combatirse con agua salina, infusiones de tomillo, caléndula y cola de caballo, eucalipto, etc.

Para el picor y lagrimeo en los ojos

Para las molestias oculares te recomendamos la homeopatía como el Aconitum 9 CH, Apis 9 CH, Belladona 9 CH, etc.

Para el picor de garganta

Podría calmarte chupar pastillas para el cuello y limitar el alcohol y el café ya que resequen la zona y agravan los síntomas.

Si te cuesta respirar

La cebolla puede ser tu aliado. Al cortarla, libera compuestos que tienen un efecto anticongestión inmediato. Este remedio no es válido para el picor de ojos. Es importante estar alerta a este síntoma ya que puede acabar en asma.

Alimentos/complementos alimenticios que refuerzan tus defensas

Verduras y frutas

Con alto contenido de vitaminas C, B y E y que sean ricas en antioxidantes, reducen el riesgo a sufrir alergias. Algunos ejemplos serían, naranjas, manzanas, tomates, uvas rojas, arándanos, etc.

Nueces

Contienen mucha vitamina E, ayuda a reducir los síntomas respiratorios de las alergias.

Pescado azul

Ya que contiene Omega 2, un ácido graso que protege del asma y tiene un efecto antiinflamatorio.

Evita la histamina

Que se encuentra en los quesos curados, los embutidos, los precocinados, etc. ya que pueden agravar tus alergias.

Probichock

¿Quieres potenciar tus defensas naturales? Tal vez ya conozcas las propiedades de los probióticos, bacterias que se instalan en tu sistema digestivo y te ayudan a mejorar las defensas naturales y a desarrollar el sistema inmunológico. Probichok es una gragea chocolateada que contiene cepas probióticas de eficacia demostrada y te ayudará a construir barreras de protección para tu organismo.

¡En primavera cuídate con SaludBox Labs!

Dormir bien adelgaza

Dormir bien adelgaza

Dormir es una necesidad fisiológica del ser humano. Necesitamos dormir para recuperar energía y restablecer todos los sistemas de nuestro organismo. Dormir bien tiene diversos beneficios, entre ellos que nos permite adelgazar.

Es importante tener hábitos saludables de sueño. Actualmente, los Centros de Control de Enfermedades afirman que los problemas de sueño son una “epidemia de salud pública”. Aproximadamente, el 40% de la población duerme menos de 7 a 9 horas (son las recomendadas) por la noche.

¿Cuáles son los efectos positivos de dormir bien?

 

Dormir nos acerca a la felicidad

Un estudio publicado por la revista Science realizó un experimento a 909 mujeres trabajadoras. Concluyeron que dormir mal una noche repercutía negativamente en su estado anímico y por lo tanto, en su rendimiento laboral. Cabe destacar que cuando hemos dormido las horas recomendadas y descansado adecuadamente nos levantamos de buen humor y somos capaces de afrontar el día con una sonrisa.

No dormir puede convertirte en diabético tipo 2

La diabetes de tipo 2 es un trastorno metabólico que provoca un alto nivel de azúcar en la sangre. El cuerpo no genera suficiente insulina.
Las personas que duermen menos de seis horas tienen una probabilidad de 1.7 veces más de desarrollar diabetes de tipo 2 y las que duermen cinco horas tienen una probabilidad 2,5 veces mayor.

Dormir alarga la esperanza de vida

El estudio de St. Luke (Roosevelt Hospital Center de Nueva York) descubrió que aquellas personas que duermen de media al día entre 7 y 8 horas suele tener una vida más larga que las que duermen menos horas.

Evita insuficiencias cardíacas

Dormir bien previene de sufrir problemas cardíacos. Una investigación publicada por la revista European Heart Journal afirmó que el insomnio produce un aumento de las hormonas del estrés. Esto incrementa la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y el colesterol.

La falta de sueño puede derivar en síntomas de TDAH
Sobre todo para los niños. Dormir menos de siete u ocho horas al día puede provocar problemas de hiperactividad, distracciones, impulsividad…
Mejora la resistencia
Descansar y recuperar fuerzas nos permite mejorar nuestra resistencia aeróbica. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, concluyó que aquellos atletas y deportistas que dormían 10 horas durante los periodos de competición mejoraban su rendimiento físico.
Dormir rejuvenece
Aquellos individuos que duermen mal ven afectados su piel. Dormir bien reduce el proceso de envejecimiento de la piel.
Dormir bien adelgaza

Un estudio realizado por la Universidad de Chicago, en Estado Unidos, descubrió que dormir poco y mal fomenta el aumento de los niveles de la grelina (hormona que nos provoca sensación de hambre). Así pues, las células grasas liberan leptina (hormona que reduce la sensación el apetito). Esto te producirá más hambre y por lo tanto comerás más comida a deshoras. Un estudio publicado por The National Academies Press analizó a 500 personas durante 13 años. Detectó que las que dormían menos de 7 horas tenían 7,5 veces más probabilidades de sufrir sobrepeso.

Existen personas que, por diversos motivos, sufren problemas de sueño. Estrés, ansiedad, preocupaciones, cambios horarios, depresión, nervios… son algunos de los factores más comunes que provocan insomnio. SaludBox Labs te ofrece la solución, Morpheo. Un complemento alimenticio que, gracias a su fórmula innovadora, produce un efecto tranquilizante, ayuda a recuperar el sueño fisiológico y fomenta el buen ánimo a la hora de despertar.

¡Qué nada te quite el sueño!

¿Por qué soñamos?

¿Por qué soñamos?

El sueño es una actividad del sistema nervioso que está determinado por nuestro reloj biológico. Éste se divide en dos fases, la vigilia y el sueño. La finalidad del sueño es restablecer todos los sistemas de nuestro organismo.

Mientras dormimos seguimos pensando. La diferencia con estar despiertos es que la consciencia no está presente durante el sueño.

En los sueños se ve reflejado la personalidad del individuo. Aquellas personas que tienen mucha imaginación suelen tener sueños realistas. En cambio, las que por lo contrario no son imaginativas suelen tener sueños poco precisos o tienen la percepción de que sueñan muy pocas veces.

«La función de los sueños es satisfacer los deseos del individuo que los tiene», Sigmund Freud  


El cuerpo humano tiene un reloj biológico determinado. “El reloj tiene una duración estándar más o menos para todo el mundo de ocho horas, transcurrido ese tiempo el reloj da la señal y se activa la vigilia”, afirma Javier Cabanyes, doctor especialista en neuropsicología de la Clínica Universidad de Navarra.

¿Por qué soñamos?

Por una parte, los sueños son reacciones biológicas. Por otra, también se consideran un componente psicológico, social y vivencial. Cabe destacar que no existen interpretaciones de los sueños universales. Es cierto que cuando soñamos reiteradas veces algo en concreto sí que deberíamos prestarle atención, ya que puede ser una manera que tiene nuestro cuerpo de manifestar estrés, ansiedad, traumas, preocupaciones, etc.

¿Los sueños se basan en la realidad?

 Siempre tienen algo que los relaciona con la realidad. Todas las imágenes e informaciones que genera nuestro cerebro son algo que hemos vivido o visto del mundo exterior. Los sueños suelen mezclar elementos del presente y del pasado, pero no hay lógica en su orden. Es por ello que acaban siendo irreales y fruto de nuestra imaginación. Solo una parte del cerebro deja de funcionar cuando dormimos: el centro lógico.

Según afirma Blair, son intentos de abordar temas de nuestras vidas que no hemos sido capaces de resolver conscientemente. “Viajan hasta nuestro inconsciente para que los trabajemos allí, donde no nos distraen ni nos angustian tanto”. Añade que los sueños «no predicen el futuro, porque nadie puede hacerlo. Lo que predicen son los problemas que vamos a tener que abordar”.
Sigmund Freud consideraba que la función de los sueños es satisfacer los deseos del mismo individuo que los tiene.

¿Cuánto rato soñamos?

Soñamos por ráfagas de pocos minutos. Se calcula que a lo largo de toda una vida nos pasamos 6 años soñando.

La calidad del sueño asegura un descanso completo para nuestro cuerpo. Es por ello que SaludBox Labs ofrece Morpheo. Unos comprimidos desleíbles con sabor a hierbabuena ofrecen una ayuda inmediata para dormir. Están especialmente recomendados para viajeros con jetlag, personas con insomnio agudo y por estrés.