¿Por qué soñamos?

El sueño es una actividad del sistema nervioso que está determinado por nuestro reloj biológico. Éste se divide en dos fases, la vigilia y el sueño. La finalidad del sueño es restablecer todos los sistemas de nuestro organismo.

Mientras dormimos seguimos pensando. La diferencia con estar despiertos es que la consciencia no está presente durante el sueño.

En los sueños se ve reflejado la personalidad del individuo. Aquellas personas que tienen mucha imaginación suelen tener sueños realistas. En cambio, las que por lo contrario no son imaginativas suelen tener sueños poco precisos o tienen la percepción de que sueñan muy pocas veces.

«La función de los sueños es satisfacer los deseos del individuo que los tiene», Sigmund Freud  


El cuerpo humano tiene un reloj biológico determinado. “El reloj tiene una duración estándar más o menos para todo el mundo de ocho horas, transcurrido ese tiempo el reloj da la señal y se activa la vigilia”, afirma Javier Cabanyes, doctor especialista en neuropsicología de la Clínica Universidad de Navarra.

¿Por qué soñamos?

Por una parte, los sueños son reacciones biológicas. Por otra, también se consideran un componente psicológico, social y vivencial. Cabe destacar que no existen interpretaciones de los sueños universales. Es cierto que cuando soñamos reiteradas veces algo en concreto sí que deberíamos prestarle atención, ya que puede ser una manera que tiene nuestro cuerpo de manifestar estrés, ansiedad, traumas, preocupaciones, etc.

¿Los sueños se basan en la realidad?

 Siempre tienen algo que los relaciona con la realidad. Todas las imágenes e informaciones que genera nuestro cerebro son algo que hemos vivido o visto del mundo exterior. Los sueños suelen mezclar elementos del presente y del pasado, pero no hay lógica en su orden. Es por ello que acaban siendo irreales y fruto de nuestra imaginación. Solo una parte del cerebro deja de funcionar cuando dormimos: el centro lógico.

Según afirma Blair, son intentos de abordar temas de nuestras vidas que no hemos sido capaces de resolver conscientemente. “Viajan hasta nuestro inconsciente para que los trabajemos allí, donde no nos distraen ni nos angustian tanto”. Añade que los sueños «no predicen el futuro, porque nadie puede hacerlo. Lo que predicen son los problemas que vamos a tener que abordar”.
Sigmund Freud consideraba que la función de los sueños es satisfacer los deseos del mismo individuo que los tiene.

¿Cuánto rato soñamos?

Soñamos por ráfagas de pocos minutos. Se calcula que a lo largo de toda una vida nos pasamos 6 años soñando.

La calidad del sueño asegura un descanso completo para nuestro cuerpo. Es por ello que SaludBox Labs ofrece Morpheo. Unos comprimidos desleíbles con sabor a hierbabuena ofrecen una ayuda inmediata para dormir. Están especialmente recomendados para viajeros con jetlag, personas con insomnio agudo y por estrés.