Llega el otoño y con él, la caída del cabello. Consejos

Con la llegada del otoño puede que te alarmes por ver más cabellos de lo habitual en el suelo, en tu almohada, toallas, etc. Es consecuencia de la readaptación a las variaciones de luz y temperatura, la denominada caída estacional o periódica.

Teóricamente el cabello se renueva, aunque esa renovación puede ser por pelo de peor calidad que el que se ha ido, o bien no puede llegar a producirse ese recambio natural. No hay que preocuparse en exceso, excepto si la muda es exageradamente abundante o bien se prolongue en el tiempo. Un cabello vive de 3 a 4 años en la cabeza y transcurrido este tiempo se desprende para dar paso a otro del mismo folículo al cabo de unos tres meses.

No obstante, hay otros factores que también lo debilitan: cambios hormonales, mala alimentación, el estrés, recogidos que aprisionen mucho el pelo, utilizar excesivamente secador o plancha, etc. , pero, es en el cambio de estación donde ese factor es más responsable de la pérdida de cabello.

Cuáles son los motivos?

  • El principal motivo: la regeneración capilar. De primavera a otoño se produce la fase de caída del cabello. Tarda unos tres meses, de forma que se inicia en otoño y termina en primavera.

 

  • En verano se produce un crecimiento capilar. Sin embargo, también se acumulan una serie de factores negativos como: el Sol, el cloro, la sal marina, etc. que hacen que nuestro pelo esté más deshidratado y quebradizo.

 

  • En otoño decrecen las temperaturas y la luz y aumenta la humedad y el viento. Por lo tanto, nuestro cabello se verá afectado más negativamente que en las estaciones donde las condiciones atmosféricas nos son más favorables.

 

Podemos combatir de manera efectiva esa caída capilar o bien no acentuarla demasiado, ¿como?

  • Evitar recogidos que tensionan o aprietan demasiado el cabello.

 

  • No utilices con exceso herramientas térmicas como el secador o la plancha para no dañar la raiz.

 

  • Relájate. El estrés físico o emocional puede causar la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello en el cuero cabelludo. Evita cualquier estrés y tómate la vida con filosofía y busca la diversión. Si te encuentras bien por dentro, estarás bien por fuera.

 

  • Nutrientes como la biotina o la vitamina B8, presentes en las almendras (50 gramos diarios te aseguran el aporte, pero por otra parte tienes que ir con cuidado porque tienen muchas grasas).

Puede que te sea más práctico recurrir a complementos alimenticios como ‘Beauty’ de Saludbox. Con Colágeno y Coenzima Q10, además de frenar la caída del pelo: te ayudará a retrasar los síntomas del envejecimiento, incrementar la elasticidad de tu piel y añadir un plus de sustancias antioxidantes a tu organismo.

Pídelo en tu farmàcia de confianza o en saludbox.com