Da igual las horas que duerma, sigo teniendo sueño

¿Nunca te ha pasado? Duermes muchas horas, pero cuando suena el despertador en vez de levantarte fácilmente, parece que el cuerpo te pesa más de lo normal y que tus ojos son incapaces de abrirse. ¿Por qué pasa esto?

La respuesta podría ser hipersomnia. Es un concepto que se utiliza para definir la sensación subjetiva de sueño a una hora inapropiada. Una persona con hipersomnia tiene una gran dificultad para mantenerse despierto. Su sueño es excesivo, constante e involuntario. Da igual las horas que duerma porque seguirá teniendo sueño.
Se trata de una enfermedad que padecen entre el 4% y el 6% de la población mundial, pero que al no estar diagnosticada suele atribuirse a problemas de estrés, depresión o ansiedad. David Lira, director del Instituto Peruano de Neurociencias, afirma que “el hecho de que estén durmiendo no significa que estén descansando”. Esto repercute al día siguiente en un bajo rendimiento laboral, mala memoria, déficit de concentración, etc.

¿Cuántas horas debería dormir según la edad que tengo?

Existen unos parámetros de horas de sueño en función de la edad del individuo. Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos las horas de sueño recomendadas son las siguientes:

Esta disminución de las horas de sueño a medida que vamos cumpliendo años se debe a que cuantos más años de vida, más conexiones neuronales tenemos y más desarrolladas están. Por lo tanto, no necesitan tantas horas de descanso.

Estoy cansad@ porque tengo resaca… del sueño

Otro de los posibles motivos por los que sigues teniendo sueño después de dormir 8 o más horas es la Resaca del Sueño. Un estado caracterizado por dolor de cabeza, irritación de los ojos y cansancio. Su causa recae en los ritmos circadianos.

Si el individuo está acostumbrado a dormir unas horas determinadas y rompe con su rutina alargando el tiempo de descanso, siente fatiga. La causa es la alteración de su reloj biológico al haberse despertado en medio de una de las fases del sueño. Durante estas fiestas navideñas es posible que te haya sucedido, ya que durante unos días has cambiado tu rutina.

El individuo pasa por 5 fases del sueño y cada una de ellas tiene una duración de 90 minutos aproximadamente. Cuando el sueño se extiende más horas, los ciclos se alargan y despertarse en mitad de uno de ellos genera la resaca del sueño.

Fase 1

Sueño ligero. En ella aún somos capaces de percibir estímulos externos.

Fase 2

Se bloquean las vías de acceso de información sensorial y se produce una desconexión del entorno.

Fase 3

Sueño más profundo (DELTA). El bloqueo sensorial se intensifica. Si el individuo despierta en esta fase se siente confuso y desorientado.

Fase 4

Se encuentra la mayor profundidad del sueño. Es necesaria para la recuperación física y psíquica del individuo.

Fase REM

En esta fase encontramos los sueños y las pesadillas. Hay un contraste entre la relajación muscular y la activación del sistema nervioso central.

Cómo combatir al insomnio

¿Cómo te sientes cuando por las mañanas te cuesta mucho madrugar y, en cambio, por la noche no puedes dormir?

Para combatir este insomnio, puedes ayudarte de la comida y sus complementos, ya que son factores que también influyen en el sueño del individuo. Todos aquellos alimentos que tengan triptófano, como por ejemplo la carne, los huevos, los lácteos, el plátano, la piña… te ayudarán a conciliar el sueño.
En cuanto a los complementos alimenticios, te recomendamos Morpheo de SaludBox; son comprimidos bucodispersables con sabor a hierbabuena que actúa por vía bucal en menos de 15 minutos ofreciendo una ayuda inmediata para dormir gracias a la Melatonina y un agradable despertar gracias el Azafrán. Están especialmente recomendados para viajeros con jetlag, y personas con insomnio agudo e insomnio por estrés.