8 trucos para mejorar la memoria

La memoria es la capacidad que tenemos para recordar imágenes, vivencias, conocimientos, etc. Es un mecanismo de supervivencia que nos permite utilizar las experiencias vividas para evitar cometer errores y progresar en el futuro. ¿Cómo puedo mejorar mi memoria?

Nuestros pensamientos quedan “registrados” a través de conexiones neuronales a la espera de ser necesitados.

Existen diferentes tipos de memoria: a corto plazo, a largo plazo, olfativa, procedimental, fotográfica y declarativa. Éstas actúan simultáneamente y están interconectadas para darnos respuestas más acertadas y rápidas.

Quiero mantener mi memoria en forma, ¿cómo puedo hacerlo?

Reglas mnemotécnicas

Es un sistema sencillo que ayuda a recordar secuencias de datos, nombres, números, palabras, etc. Agiliza el proceso de encontrar lo que estamos buscando. Podríamos decir que, las reglas mnemotécnicas son asociaciones entre el elemento a recordar y otro elemento relacionado que nos facilitará poder recordarlo.

Juegos mentales

Practicar juegos de entrenamiento cerebral mejora el rendimiento de la memoria, la velocidad de procesamiento, la agilidad mental, etc.

Cerrar los ojos

Un estudio reveló que recordamos un 23% más, cuando tenemos los ojos cerrados que cuando los tenemos abiertos. Ya que podemos visualizar con mayor precisión los detalles.

Complementos alimenticios

En SaludBox tenemos Memo+. Unas gominolas saludables, con sabor a frutas, dirigidas a todas aquellas personas con una alta exigencia intelectual y que necesitan un plus de concentración. Complemento alimenticio a base de fosfatidilserina (componente esencial de la vaina de mielina de las neuronas), colina (forma parte de la estructura del sistema nervioso central) y vitamina B5 (esencial para el correcto funcionamiento de la mente).

Hacer ejercicio físico

Un experimento realizado por la Universidad de California descubrió que hacer ejercicio físico ayuda a memorizar lo aprendido con anterioridad. Esto es gracias a la liberación de norepinefrina, componente que se genera al realizar deporte.

3 trucos más…

Dormir
Tener un sueño reparador por las noches e incluso dormir 20 minutos de siesta al día, te ayudará a consolidar los conocimientos aprendidos.
Divirtiéndote

Las actividades lúdicas son una muy buena manera de retener información. Cuando vivimos una experiencia placentera, ésta permanece más tiempo en nuestra memoria. Cada vez más, en las escuelas combinan los programas educativos más convencionales con actividades más dinámicas para garantizar la diversión.

La dieta

Numerosos estudios confirman la incidencia que tiene la alimentación en nuestra actividad cerebral. Los alimentos con alto valor proteínico son muy recomendados. Alimentos como las verduras de color verde, el pescado azul, los frutos secos o las frutas ricas en flavonoides también contienen nutrientes y sustancias que previenen el deterioro del cerebro y potencian la memoria. El chocolate también es un gran aliado para la memoria.