¿Sabías que el otoño es una de las mejores épocas para entrenar? Con frecuencia, durante esta estación del año comenzamos a plantearnos nuevos retos deportivos. Si es tu caso, te confirmamos que te resultará más sencillo cumplir con tus objetivos. ¿Quieres saber los motivos?

Ventajas de entrenar en otoño

Estas son las principales ventajas de entrenar en otoño:

Las temperaturas son más frescas

A partir de octubre las temperaturas son más frescas y agradables que en verano, sin embargo, tampoco llegan a ser tan frías y extremas como en invierno.

Es el momento perfecto para practicar alguna actividad al aire libre como, por ejemplo, salir a correr o montar en bici.

Tenemos más energía

Hemos pasado un verano descansando y desconectando de la rutina, por lo que en este momento estamos repletos de energía.

Aprovecha esa motivación para introducir nuevas actividades y rutinas en tu día a día.

Se respira mejor

Si sales a realizar deporte a un parque, notarás que el aire es más placentero. Esto se debe a que las lluvias renuevan el aire de las ciudades.

Disfrutarás de increíbles paisajes

La visión que nos ofrece la naturaleza con los árboles de hojas rojizas y amarillas es maravillosa.

Si tienes oportunidad, anímate a disfrutar de la sierra y la montaña durante el otoño.

Aspectos a tener en cuenta para entrenar en otoño

Ahora que conoces las ventajas de entrenar en esta época del año, te revelamos algunos aspectos que has de tener en cuenta:

  • No descuides la hidratación y bebe agua antes, durante y tras la actividad.
  • No salgas con demasiadas capas de ropa a hacer ejercicio.
  • Si llueve, ponte una gorra para aumentar la visibilidad y recuerda cambiarte de ropa en cuanto llegues a casa.
  • Calienta y estira los músculos para evitar la aparición de lesiones.