¿Por qué se contagian los bostezos?

¿Nunca te ha pasado? Ves a alguien bostezar e inmediatamente te entran ganas de hacerlo a ti también. Es una reacción muy común. Aproximadamente, el 60% de la población es sensible a su contagio. La respuesta está en la activación de una zona concreta del cerebro. El bostezo se vuelve contagioso porque nuestro cerebro tiene actitudes de imitación. Es posible que no estemos cansados pero aún así somos incapaces de contener nuestras ganas de bostezar.

Existen diversas teorías de porqué se contagian los bostezos

La investigación realizada por la Universidad de Nottingham en Inglaterra, afirma que la causa es un reflejo del cerebro que se activa en la zona encargada de controlar la función motora; la corteza motora primaria. Es el área responsable de la ejecución del movimiento corporal que genera a través de impulsos neuronales. En el estudio participaron 36 adultos. Experimentaron la contención de bostezar mientras veían vídeos donde aparecía gente bostezando sin parar. Una vez acabado el pase de vídeos, se contabilizaron el número de bostezos hechos y reprimidos. Además, los científicos estimularon a los participantes mediante TMS (estimulación magnética transcraneal) para provocarles bostezos. Los investigadores descubrieron que la parte del cerebro que más se activaba con las TMS era la encargada de las funciones motoras. Esta zona cerebral tiene relación con patologías neuropsiquiatricas; como la epilepsia, la demencia, el autismo y el síndrome de Tourette. Georgina Jackson, profesora de Neuropsicología Cognitiva del Instituto de Salud Mental de Nottingham, afirma que “esta investigación ha demostrado que el impulso se incrementa cuando intenta detenerse”. Utilizando la estimulación eléctrica se pudo aumentar la excitabilidad motora y, al hacerlo, aumentó la tendencia a contagiarse del bostezo.

La imitación fomenta la sincronía de grupo

Otros investigadores, como Matthew Campbell, consideran que “una posibilidad es que en las especies sociales que coordinan sus niveles de actividad, copiar los bostezos puede ayudar a sincronizar el grupo. Así, cuando es hora de comer, todo el mundo come (comer es contagioso), cuando es hora de moverse, todo el mundo se mueve (las posturas corporales son contagiosas). De esta forma, la copia del bostezo también pone al grupo en sincronía”.

Finalmente, existen autores que defienden que la razón de este contagio es la empatía. El individuo que imita sienta la necesidad de interpretar cómo se siente la otra persona y cede inconscientemente a imitar su bostezo. Diversos estudios muestran cómo se activan circuitos cerebrales propios de la empatía, como es el caso de las neuronas espejo que actúan como un reflejo interno de los movimientos que observamos en los demás.

¿Por qué bostezamos?

El bostezo es una reacción incontrolada del cuerpo que consiste en la inhalación y espiración. Bostezamos porque tenemos sueño, estamos aburridos, después de despertarnos o antes de irnos a dormir… Pero existen personas que por culpa del estrés, la ansiedad, los nervios, etc. les cuesta mucho dormir. SaludBox Labs ofrece una solución para acabar con el insomnio; Morpheo. Un complemento alimenticio a base de Melatonina (contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño), Azafrán (ayuda en trastornos del sueño por su efecto sedante) y Melisa (disminuye el insomnio). Se recomienda tomar 1 comprimido bucodispersables al día, unos minutos antes de acostarse.

¡Dulces sueños con Morpheo!