¿Cuántas veces nos enamoramos?

¿Nunca te lo has preguntado? Pones punto y final a una relación sentimental y te cuestionas la posibilidad de volver a sentir algo parecido. Científicos han estudiado el amor y la reacción que éste produce en nuestro cuerpo. Así pues, existen varias teorías. Algunos estudios afirman que nos enamoramos 3 veces en nuestra vida. Todas son importantes y necesarias.

El primer amor

Llega en la época de juventud. Es intenso, idealista, ingenuo y pasional. Es la primera vez. Todo es nuevo para nosotros. Experimentamos el significado de la palabra amor que hasta entonces sólo conocíamos en las películas y libros románticos. La complicidad, la confianza, la intimidad, la fidelidad… Llenos de inocencia, idealizamos esa relación y creemos tener la certeza de que durará para toda la vida… pero nos equivocamos.

El segundo amor

Es complicado. Es el amor que nos da lecciones y nos enseña. Creemos haber aprendido de la experiencia anterior y nos fijamos en una persona totalmente opuesta a la primera. Queremos corregir los errores del pasado y eso nos hace imponer unos criterios que no funcionan y chocan con la otra persona. Hacemos todo lo posible porque ésta salga adelante… pero acabamos fracasando.

El tercer y último amor

Es el inesperado. No es perfecto pero lo aceptamos tal y como es. Esta aprobación genera un vínculo real entre ambas parte de la relación. Aceptamos con plenitud a la otra persona, con sus defectos y virtudes.

¿Qué diferencia hay entre el enamoramiento y el amor?

Paul Hudson, filósofo y escritor estadounidense, asegura que “el enamoramiento es un estado pasajero, pero el amor va mucho más allá de esta emoción. El enamoramiento es un estado transitorio en el cual una persona se siente profundamente atraída por otra”. Así pues, no es lo mismo estar enamorado que amar a una persona. Esta teoría defiende que las personas llegan a nuestra vida para aportarnos algo; una lección, una experiencia, un cambio… Considera que el enamoramiento es una fase preparativa para cuando llegue el amor de verdad.

Hudson afirma que “estar enamorado es querer ser dueño de una parte de la otra persona. Es la creencia de que ésta es tan maravillosa que quieres que sea una parte de tu vida, una parte de ti. Cuando te enamoras, sientes un impulso intenso de consumir a esa persona. En cambio, amar es necesitar a alguien para siempre. A veces, cuando no es correspondido, amar es simplemente desear lo mejor a esa persona especial y cuidarla tanto como a ti mismo.”

También destaca que el enamoramiento puede desaparecer (tal y como viene, se va). En cambio, si amas a alguien lo harás toda la vida. En conclusión, es necesario superar la fase de enamoramiento para poder amar. Es un proceso en el que las emociones evolucionan hasta encontrar la estabilidad.

El ser humano está preparado para enamorarse 7 veces en la vida y amar a 2 o 3 personas al mismo tiempo

Eduardo Calixto, investigador del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría de México, afirma que “enamorarse y amar son funciones relacionadas con 29 áreas del cerebro”. Por lo tanto, el amor es un proceso cerebral. Considera que el ser humano y su cerebro están preparados para enamorarse 7 veces en la vida y amar a 2 o 3 personas al mismo tiempo. Enamorarse es una reacción biológica básica. Amar produce en el cerebro oxitocina, serotonina, dopamina y vasopresina.

Cabe destacar, que una vez conseguimos amar debemos cuidar la relación. Es importante no acomodarse en la rutina y ni dar por sentado el amor. En ocasiones, en cualquiera de las fases, el amor tiene dudas y necesita detalles, muestras de afecto, gestos, empatía, relaciones sexuales… para permanecer puro y sin caducidad.

Por ello, SaludBox Labs te recomienda SaludBox Amore, los chicles funcionales que ayudan a mantener el lívido, regulan la función del sistema endocrino y mejoran la calidad de las relaciones sexuales.

Enamórate y mantén viva la llama del amor con SaludBox Amore; una solución natural para tu salud sexual.