¿Sabes cuál es la mejor alimentación durante la menstruación? En este artículo te ayudaremos a descubrirlo.

Durante este periodo se producen una serie de cambios en el cuerpo de la mujer. Por ejemplo, se genera lo que conocemos como una deficiencia calórica.

La ovulación conlleva un gran gasto calórico, por lo que deberás tener cuidado si estás llevando a cabo algún tipo de dieta restrictiva. En estos casos es probable que no se proporcione al organismo los nutrientes que necesita para obtener energía.

Si las dietas estrictas son peligrosas de por sí, durante el ciclo menstrual aún lo son más.

Un plan de alimentación no solo debe estar enfocado a perder grasa, sino que debe ayudarnos a mejorar todos los procesos de nuestro cuerpo.

Qué alimentos tomar durante la menstruación

Proteínas

Las proteínas son indispensables para la menstruación debido a su gran aporte en aminoácidos. Algunos alimentos ricos en proteínas son los huevos, soja, legumbres, carne de pollo…

También puedes recurrir a la suplementación e ingerir un batido de polvos de proteína. Es una manera sencilla y eficaz de proporcionar a nuestro organismo aquello que necesita.

Carbohidratos complejos

Suponen una fuente de energía para evitar sentirte más cansada. Además, estimulan la hormona tiroidea y calma el sistema nervioso.

Puedes tomar arroz o pasta integral, cereales, avena y verduras.

Grasas saludables

Normalmente, intentamos eliminar todas las grasas de nuestra dieta. Sin embargo, existen ciertos alimentos como el aguacate, las nueces o el aceite de oliva que constituyen una fuente de grasas saludables para nuestro organismo.

Durante la menstruación benefician la regulación de los estrógenos y la progesterona.

¿Qué alimentos debes evitar durante la menstruación?

Es importante que conozcas también aquellos alimentos que influyen negativamente en la menstruación:

  • Azúcar. Es un disruptor metabólico. Evita consumir refrescos, golosinas, postres poco saludables, etc.
  • Alcohol. Afecta de forma directa a la reducción de estrógeno pudiendo llegar a dañar la microbiota intestinal.
  • Lácteos. Debes moderar su consumo, ya que son poco digestivos y pueden ocasionar inflamación.

Te recomendamos prestar especial atención a la alimentación durante la menstruación para no sufrir efectos negativos y evitar algunos síntomas como la inflamación y la falta de energía.