Tres de cada diez niños sufren estrés

Tres de cada diez niños sufren estrés

Tres de cada diez niños sufren ansiedad provocada por la vida laboral de sus padres. Existen diversos estudios que avalan dicha afirmación. Según la Sociedad Española de Estudios de Ansiedad y Estrés, se ha producido un incremento importante del estrés entre los más pequeños; el 8% de la población infantil y el 20% de los adolescentes lo sufren.

Denken – centro especializado en mindfulness como terapia para combatir la ansiedad o el estrés – indica que tres de cada diez niños con padres empleados sufren estrés, irritabilidad, nerviosismo y cambios de ánimo constantes. Su director, Italo Maione – experto en la materia – afirma que “cada vez recibimos más niños con problemas de estrés derivados de horarios imposibles en los que los padres se ven desbordados y ellos, a pesar de su corta edad, también sufren estas consecuencias”.

Así pues, cada vez más escuelas incorporan en sus actividades educativas clases de meditación para todas las edades con el objetivo de eliminar el alto nivel de estrés, reparar el equilibrio mental y cuidar la salud física.


¿Qué cosas pueden causarle estrés a mi
hij@?

Algunos de los factores que causan estrés infantil son:

  • Los horarios agobiantes, incompatibles y rígidos que tienen los padres.
  • El exceso de clases extraescolares.
  • La presión social y académica.
  • La distancia que hay entre el trabajo y el colegio.
  • El estrés y la vida laboral de los padres.
  • Los deberes que los niños se llevan a casa.

Actividades como el mindfulness son necesarias “para recuperar y rehabilitar las funciones cognitivas y controlar el estado emocional a través de la atención plena”.

 

¿Cómo detectar y evitar el estrés infantil?


Para poder evitar el estrés infantil debemos observar la conducta del menor, cuidar su alimentación, fomentar vínculos de confianza con sus progenitores, respetar su descanso y reforzar sus defensas con un plus de energía: Vitimax. Este complemento alimenticio ayuda a estabilizar el sistema nervioso, mejorar el sistema cognitivo y contribuir al desarrollo del sistema inmune. Son unas gominolas saludables aptas para vegetarianos y veganos, sin gluten ni lactosa. Uno de sus principales activos es la Glutamina que ayuda a mejorar el sistema inmunitario, el rendimiento físico y la regeneración de la masa muscular.

Estos son algunos de los síntomas del estrés infantil:

  • Irritabilidad y mal humor.
  • Rendimiento bajo en las actividades de su rutina.
  • Pérdida de concentración.
  • Contestaciones fuera de lugar y desagradables.
  • Desmotivación ante cualquier actividad. Incluso en los momentos de diversión.
  • Pereza y dejadez.
  • Declive en los resultados académicos.
  • Comportamiento de rechazo.
  • Alteraciones en sus horarios.
  • Cambios de alimentación.

Cabe destacar, que este estrés afecta también a la salud bucodental del niño. Algunas de sus patologías son:

  • Encías rojas.
  • Sangrado de las encías al cepillarse.
  • Llagas.
  • Herpes labial.
  • Rechinar los dientes.

¿Cómo combatirlo? Con Bocaft, los chicles saludables que a base de ácido hialurónico crean una capa protectora en de la mucosa bucal.

Los niños no merecen sufrir estrés. Cuida tu salud interior y la de tu familia con la ayuda de Saludbox.

¿Por qué no recordamos nuestros primeros años de vida?

¿Por qué no recordamos nuestros primeros años de vida?

Nos pasa a todos. Somos incapaces de recordar nuestros primeros años de vida. Pero ¿por qué?

A lo largo de la historia, la ciencia se ha hecho esta pregunta y varios investigadores han desarrollado sus propias teorías.

Algunos estudios afirman que la memoria de los niños pequeños es muy frágil y vulnerable, y puede borrarse con mayor facilidad o ser reemplazada por recuerdos ocurridos en edades más maduras. Los bebés son como esponjas para las nuevas informaciones, por lo tanto, sí tienen la capacidad cognitiva, lingüística y de memoria para recordar, solo que sus recuerdos son sustituidos por otros.

Según Paul Frankland y Sheena Josselyn – neurocientíficos del Hospital for Sick Children; Toronto – cuando el cerebro de un niño se está desarrollando es difícil que guarde recuerdos. Esto se debe a que la aparición de nuevas células (crean aproximadamente 700 nuevas conexiones neuronales por segundo) interrumpe los circuitos cerebrales de las células más antiguas, haciendo que se extravíen los recuerdos. Es decir, el nacimiento de nuevas neuronas hace que se pierdan recuerdos.

Fabian Van Den Berg – neurocientífico y psicólogo – considera que cuando somos niños nuestro cerebro está en constante cambio y evolución, de manera que la red que contiene los recuerdos es inestable. Por lo que los recuerdos son pequeños y débiles. “Olvidamos porque los recuerdos son ineficientes y son creados por sistemas cognitivos ineficientes que se almacenan en estructuras ineficientes” afirmó Fabian Van Den Berg.


¿Nos inventamos los recuerdos?

Otros estudios consideran que los recuerdos nacen a partir de los 5-6 años. Éstos contemplan la idea de que la estructura cerebral de un bebé no está lo suficientemente desarrollada como para construir un recuerdo sólido. El hipocampo (parte del cerebro que nos permite aprender y recordar) de los niños está en plena formación.

Elizabeth Loftus – psicóloga de la Universidad de California – afirma que escuchar historias de nuestra infancia contadas por la familia y los amigos puede hacer que las visualizamos y las convirtamos en recuerdo. A menudo, lo que recordamos es fruto de las historias que nos han contado.

Hay múltiples teorías para explicar este hecho, así que, quizás el único misterio no sea por qué no podemos recordar nuestros primeros años de vida, sino si sería posible recuperar los recuerdos perdidos o si los recuerdos de nuestra infancia nunca se formaron y son fruto de nuestra imaginación.

La ciencia seguirá investigando acerca de esta cuestión. Pero, mientras tanto, para que no se te olvide nada más, Memo+ de SaludBox te ayuda a mejorar tu concentración y evitar la fatiga intelectual. Es un complemento alimenticio a base de vitamina B1, B2, B6, B12, Fosfatidilserina, Colina y Vitamina B5.

Principales aliados para una piel saludable

Principales aliados para una piel saludable

Si ya ves indicios del paso de la edad y notas que tu piel va perdiendo luminosidad se vuelve, menos elástica y con menor firmeza: puedes contener y paliar sus efectos con ingredientes que te aporten energía, oxígeno y antioxidantes.

El paso del tiempo: pérdida de colágeno

A partir de los 30 años la piel va perdiendo elasticidad, volviéndose menos firme y tersa. El motivo es por el paso de los años pero también por el estilo de vida (estrés, dieta desequilibrada, tóxicos como el alcohol y el tabaco, radiación solar, contaminación, falta de descanso…). La dermis reduce la síntesis de colágeno, una proteína esencial para el organismo y que es básica para dotar de flexibilidad, firmeza y renovar la piel.

Así pues, con el paso del tiempo: la producción natural de colágeno se reduce y las estructuras celulares se van degradando de forma que la piel cede, se vuelve más fina, salen arrugas…

Soluciónalo desde dentro

Son muchos los cosméticos con colágeno que se aplican de forma tópica, es decir, se aplican sobre la piel. Está demostrado, que éstos solo alcanzaran las capas externas de ésta, pero su acción no se efectúa en las zonas más profundas que es dónde se sintetiza el colágeno y se estimula su producción.

Por tanto, ¿qué nos conviene? Los complementos alimenticios que sean capaces de trabajar desde el interior hacia fuera, como es el caso de Beauty de Saludbox.

Otros dos aliados imprescindibles: coenzima Q10 y vitamina C

 Uno de los antioxidantes más efectivos es la vitamina C que, junto a la coenzima Q10, hace que la absorción de oxígeno de la piel aumente hasta un 50% ocasionando, un efecto paliativo de los síntomas antiedad aun más visible.

La vitamina C tiene un alto poder antioxidante y actúa como un revitalizador de la piel y unida a la coenzima Q10, serán unos excelentes aliados para combatir una de las causas principales del envejecimiento de la piel: los radicales libres.

Una persona con un buen nivel de coenzima Q10 alcanzará una mayor cantidad de energía natural, mayor umbral de resistencia, el ya explicado enorme potencial oxidante junto la vitamina C y una mejor función cardiaca. Como la Q10 incrementa el metabolismo celular: favorece la combustión de grasas para la obtención de energía, que junto con su capacidad antioxidante reduce la formación de los radicales libres.

La coenzima Q10 es un compuesto que necesita cada una de las células de nuestro organismo para fabricar energía. Sin ella no sobreviviríamos y, una disminución de sus niveles ya afecta de manera notoria. No obstante, se puede corregir recurriendo a los complementos alimenticios, como el ya citado Saludbox Beauty que nos aporta un refuerzo de tres activos básicos para rejuvenecer tu dermis: colágeno, coenzima Q10, vitamina C, además de vitamina E (excelente protector en la oxidación del ADN) y vitamina A (esencial para la vitalidad de tu piel).

Empieza a cuidar tu belleza desde el interior.

En caso de insomnio… Opta por lo natural!

En caso de insomnio… Opta por lo natural!

El insomnio, como bien sabrás ya que seguro que más de una vez lo has sufrido, impide dormir las horas pertinentes para un correcto descanso, o bien puede pasar que duermas el tiempo necesario pero que el sueño no sea reparador. Con la edad también se incrementan las dificultades para alcanzar el sueño.

El insomnio afecta al rendimiento diario, conlleva déficits cognitivos, de memoria y problemas de ansiedad y depresión. La Sociedad Española de Neurología cifra en unos 4 millones de adultos (en el estado español y mayoritariamente mujeres) que padecen insomnio crónico, y va en aumento.

‘Drogas’ del sueño

La División de Farmacoepidemología y Farmacovigilancia, de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios alertó que en 10 años el uso de ansiolíticos e hipnóticos (los medicamentos para dormir que se venden con receta) se ha disparado un 45%, mucho más que la media europea. Los que más han aumentado: la familia de las benziodiacepinas. Hay motivos de sobra para alarmarse, ya que estos fármacos no van a la raíz del problema, sino que lo “enmascaran” y repercuten en medio/largo plazo en la salud, por la dependencia que generan y porque aumentan las posibilidades de padecer alzheimer y el consiguiente deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

Opta por lo natural

Resaltar, pues, que hay un amplio abanico de soluciones más naturales para combatir la ansiedad y el sueño y que no generan dependencia. La naturaleza nos brinda una serie de plantas efectivas y capaces de tratar trastornos leves u ocasionales de insomnio. Plantas como la dormidera (cápsula madura y seca), valeriana (raíces), pasionaria (planta), espino albar (flores), lúpulo (conos florales), melisa (hojas), manzanilla (flores), amapola (pétalos), mejorana (planta) o tila (flores), entre otras, seguro que os son de gran utilidad. Relajan el organismo y hacen descender su grado de alerta para así propiciar un estadio adecuado para el sueño.

No obviar tampoco, si no están a tu alcance esta serie de plantas o bien te conlleva un problema poderlas secar bien y conservarlas, también puedes optar por los complementos alimenticios a base de éstas, como Morpheo de Saludbox. Y es que, frente a la alerta del uso y abuso de ansiolíticos “bajo receta”, muchos laboratorios farmacéuticos apuestan por fórmulas más naturales e inocuas.

Morpheo, por ejemplo, esta compuesto por: melatonina (contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño), azafrán (efecto sedante), melisa (efecto tambien relajante), y su presentación en comprimidos masticables para tomarlo vía sublingual harán que surja efecto casi de inmediato, al no tener que pasar por el proceso digestivo, sino que la absorción se produce en los capilares de la cara inferior de la lengua. Así pues, pasa rápido a la sangre y se incorpora a la circulación sistémica.

Crea el escenario adecuado

La higiene vinculada al sueño es básica e importante para evitar episodios de insomnio y favorecer el descanso, así como la alimentación y tu rutina. Unas recomendaciones:

  • Cenar ligero y al menos dos horas antes de acostarse.

 

  • Dieta suficiente en vitamina D, vitamina B6, calcio y magnesio.

 

  • Fija tu ritmo y sigue una rutina antes de acostarse (baño, lectura,…). Intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora.

 

  • No utilizar el dormitorio para otra cosa que no sea dormir.

 

  • Si en 15 minutos no puedes dormir, sal de la habitación y lee o practica alguna actividad relajante y tranquila (leer, escuchar música, …) hasta notar el cansancio.

Llega el otoño y con él, la caída del cabello. Consejos

Llega el otoño y con él, la caída del cabello. Consejos

Con la llegada del otoño puede que te alarmes por ver más cabellos de lo habitual en el suelo, en tu almohada, toallas, etc. Es consecuencia de la readaptación a las variaciones de luz y temperatura, la denominada caída estacional o periódica.

Teóricamente el cabello se renueva, aunque esa renovación puede ser por pelo de peor calidad que el que se ha ido, o bien no puede llegar a producirse ese recambio natural. No hay que preocuparse en exceso, excepto si la muda es exageradamente abundante o bien se prolongue en el tiempo. Un cabello vive de 3 a 4 años en la cabeza y transcurrido este tiempo se desprende para dar paso a otro del mismo folículo al cabo de unos tres meses.

No obstante, hay otros factores que también lo debilitan: cambios hormonales, mala alimentación, el estrés, recogidos que aprisionen mucho el pelo, utilizar excesivamente secador o plancha, etc. , pero, es en el cambio de estación donde ese factor es más responsable de la pérdida de cabello.

Cuáles son los motivos?

  • El principal motivo: la regeneración capilar. De primavera a otoño se produce la fase de caída del cabello. Tarda unos tres meses, de forma que se inicia en otoño y termina en primavera.

 

  • En verano se produce un crecimiento capilar. Sin embargo, también se acumulan una serie de factores negativos como: el Sol, el cloro, la sal marina, etc. que hacen que nuestro pelo esté más deshidratado y quebradizo.

 

  • En otoño decrecen las temperaturas y la luz y aumenta la humedad y el viento. Por lo tanto, nuestro cabello se verá afectado más negativamente que en las estaciones donde las condiciones atmosféricas nos son más favorables.

 

Podemos combatir de manera efectiva esa caída capilar o bien no acentuarla demasiado, ¿como?

  • Evitar recogidos que tensionan o aprietan demasiado el cabello.

 

  • No utilices con exceso herramientas térmicas como el secador o la plancha para no dañar la raiz.

 

  • Relájate. El estrés físico o emocional puede causar la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello en el cuero cabelludo. Evita cualquier estrés y tómate la vida con filosofía y busca la diversión. Si te encuentras bien por dentro, estarás bien por fuera.

 

  • Nutrientes como la biotina o la vitamina B8, presentes en las almendras (50 gramos diarios te aseguran el aporte, pero por otra parte tienes que ir con cuidado porque tienen muchas grasas).

Puede que te sea más práctico recurrir a complementos alimenticios como ‘Beauty’ de Saludbox. Con Colágeno y Coenzima Q10, además de frenar la caída del pelo: te ayudará a retrasar los síntomas del envejecimiento, incrementar la elasticidad de tu piel y añadir un plus de sustancias antioxidantes a tu organismo.

Pídelo en tu farmàcia de confianza o en saludbox.com

 

 

 

¿Traumática vuelta al trabajo? Unos consejos para afrontar la rutina

¿Traumática vuelta al trabajo? Unos consejos para afrontar la rutina

Llega septiembre, eso significará para muchos volver a la rutina de siempre con el consiguiente estrés posvacacional. Esa vuelta a las obligaciones y ‘quehaceres’ diarios nos lleva a un estado de tensión de nuestro organismo que se ve obligado a reaccionar como respuesta automática y natural ante situaciones que resultan amenazadoras o desafiantes y que alteran nuestra salud mental.

La Encuesta Europea de condiciones de Trabajo de 2015 refleja que el 38% de los trabajadores del estado español considera que el trabajo afecta de forma negativa a su salud. Además, un estudio de Ranstad prueba de que más de 5 millones de españoles se plantea cambiar de empleo a la vuelta de sus vacaciones. No hace falta tampoco pasar por alto el alto aumento de las consultas al psicólogo tras el período vacacional que han aumentado un 14’2% en los últimos cinco años.

Los síntomas consecuentes del estrés posvacacional se pueden manifestar en: alta irritabilidad, bajo estado de ánimo, inquietud, disminución del rendimiento laboral, falta de sueño, problemas digestivos y dolor de cabeza, entre otros.

Para lograr adaptarse bien a la vuelta a la rutina unos consejos:

  • Evita volver a tus rutinas de forma brusca. Adáptate gradualmente, no apures las vacaciones hasta el último día. Es preferible que la vuelta se realice con un par de días de antelación para aclimatarse paulatinamente a los horarios del día a día y a la vida laboral. Así evitarás el cansancio provocado por el cambio de sueño.
  • Ser negativo no te va a ayudar, busca el lado positivo de las cosas y concentra tu atención en las situaciones buenas que suceden en tu día a día. Afronta tu vuelta como un desafío y hazlo de la manera más saludable posible.
  • Relájate. Realiza actividades que permitan renovarte física y mentalmente. Practica deporte y actividades de ocio para ir incorporando ocupaciones con las que despejar la mente y hacer que la vuelta sea más llevadera.
  • Come sano. Somos lo que comemos y la alimentación puede ser determinante para controlar el estrés.
  • No abuses del café: te hará perder la concentración y a la larga incrementa el cansancio que hará más interminable tu jornada laboral.
  • Sigue una dieta sana e hidrátate bien.
  • Evita también el alcohol: es un depresor del sistema nervioso, lo que nos dará más sensación de tristeza y desgana.

Una ayuda suplementaria pueden ser los complementos con hierbas relajantes, como infusiones (tila, manzanilla,…) o bien chicles saludables como ByeStres de Saludbox con Triptófano (ayuda a recuperar la situación de bienestar previa al estrés), Scutellaria lateriflora (planta natural con capacidad ansiolítica) y Melissa officinalis (planta con efecto relajante).

Pídelos en la tienda online o bien en tu farmacia de confianza.