Las redes sociales no me dejan dormir

Las redes sociales no me dejan dormir

Nuestro cuerpo se ha acostumbrado y al llegar la hora de dormir, cada noche, hacemos exactamente lo mismo. Apagamos la luz, cogemos el teléfono móvil y nos pasamos un buen rato ojeando nuestras redes sociales; nuevas publicaciones en Twitter, vídeos en Youtube, instastories en Instagram… Y todo para coger el sueño. Lo que no sabemos es que esto provoca todo lo contrario y puede llegar a trastocar nuestro descanso.

Cuánto más tiempo inviertas en redes sociales, menos horas dormirás

Un estudio, realizado en la University of Pittsburgh School of Medicine y los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, afirma que cuánto más tiempo invierte una persona en redes sociales, menos horas de sueño duerme.

Es decir, aquellos individuos que revisan frecuentemente el contenido en sus redes sociales como Facebook, Instagram, Youtube, Snapchat, Linkedin… son más propensos a padecer trastornos del sueño que aquellas personas que no abusan y lo hacen con moderación. La investigación se realizó en 2014. Así pues, se observó a 1.788 adultos de entre 19 y 32 años. El objetivo fue descubrir la relación que existía entre la alteración del sueño y el uso de las redes sociales.

Las redes sociales influyen en el bienestar y la salud de las personas

Los resultados mostraron que los sujetos invertían al día 61 minutos en los medios sociales, hasta revisar sus cuentas 30 veces por semana. Cabe destacar que el 30% de los individuos tenían niveles altos de perturbación del sueño. Aquellos que revisaban más sus redes tenían tres veces más probabilidades de sufrir trastornos del sueño.

Los autores de dicha investigación consideran que “la fuerte asociación entre el uso de smartphones y las alteraciones del sueño tiene importantes implicaciones clínicas para la salud y el bienestar de los adultos jóvenes. El trabajo futuro debe tener como objetivo “evaluar la direccionalidad para comprender mejor la influencia de factores contextuales asociados con el uso de smartphones”.

 

La mayoría de personas son adictas a las redes sociales

Es recomendable alejar los aparatos tecnológicos de la habitación donde dormimos. Televisión, ordenador, teléfono móvil… cuanto más lejos de nuestra cama más probabilidades de dormir bien.

Gran parte de la población se excede con el uso de las nuevas tecnologías convirtiéndolas en adicciones. Es culpa de las redes sociales que nos mantenemos alerta hasta las tantas de la madrugada, revisando el buscador de Instagram que no tiene fin o cotilleando los perfiles de los usuarios.

Los expertos recomiendan desconectar. Las redes sociales se han convertido en uno de los principales enemigos del sueño y su abuso puede provocar trastornos del sueño. Es por ello que SaludBox Labs ofrece una solución; Morpheo. Unos comprimidos bucodispersables con sabor a hierbabuena que, gracias a su combinación de azafrán, melatonina y melissa officinallis, ofrecen una ayuda inmediata para dormir; producen un efecto relajante, ayudan a recuperar el sueño fisiológico y a despertar de buen humor.

Con SaludBox Labs, ¡que nada te quite el sueño! Feliz día Internacional del Sueño zZ

Hacer la siesta es bueno para la salud

Hacer la siesta es bueno para la salud

Está demostrado científicamente, que hacer la siesta es bueno para el cuerpo y la mente. A media tarde, después de la comida, nos entra un sueño irremediable que ni el café consigue eliminarlo. Intentamos aguantar despiertos pero, después de leer este artículo, no tendrás motivos por los que no echarte una buena siesta. Según la ciencia, esto es bueno para la salud. Dormir al medio día nos aliviará la somnolencia y mejorará nuestro estado de alerta.

¿Para qué sirve la siesta?

Para recuperar el sueño perdido. La siesta se anticipa a la posibilidad de sentir sueño posteriormente. Aproximadamente, el 50% de las personas afirman echarse la siesta, al menos una vez por semana. Los países con mayores tasas son Grecia, Brasil y México. Allí, forma parte de la cultura, incluso incorporan “el tiempo de silencio” después de la comida para que la gente se marche a sus casas a dormir. En dichos países, hasta el 72% de las personas duerme la siesta cuatro veces por semana.

Cabe destacar que, cuanto más larga sea la siesta, más tiempo nos sentiremos activos después de despertar. Si duermes 1 o 2 horas por la tarde, significa que tendrás menos sueño por la noche.

¿Cuánto debe durar una siesta para que me siente bien?

Si tus planes son acostarte más tarde de lo habitual, es recomendable dormir 1,5 horas. Ésta es la duración de un ciclo de sueño normal. La primera hora forma parte del sueño profundo y la última media hora es el sueño ligero. Despertar en la fase de sueño ligero te hará sentir renovado. En cambio, si despiertas en el sueño profundo te encontrarás más cansado, aturdido y perezoso.

También, es recomendable echarse 10-15 minutos. En este intervalo de tiempo el cuerpo descansa y produce una mejora en el estado de alerta y rendimiento cognitivo. Son conocidas como siestas energéticas, ya que al despertar, no experimentamos lentitud o somnolencia. El motivo es porque en estos minutos el cuerpo no entra en la fase de sueño profundo.

Ventajas de dormir la siesta:

  • Mejora el funcionamiento cognitivo
  • Mejora la memoria a corto plazo y el aprendizaje
  • Mejora el estado de ánimo
  • Mejoran los tiempos de reacción
  • Incrementa la paciencia
  • Fomenta la creatividad
  • Mejora tu salud mental
  • Reduce el estrés
  • Reduce el riesgo de obesidad
  • Aporta positividad
  • Reduce el consumo adictivo de cafeína
  • Ayuda al corazón
  • Reducen la somnolencia

A veces, nos excedemos y dormimos la siesta más tiempo del recomendado. Esto provoca que, al llegar la noche, experimentemos insomnio. Otras causas del insomnio son el estrés, la ansiedad, la depresión, las enfermedades crónicas que provocan dolor en el individuo, las preocupaciones…

¿Qué podemos hacer para combatir el insomnio?

SaludBox Labs te ofrece la solución, Morpheo. Unos comprimidos bucodispersables que ayudan a conciliar el sueño. Dirigido a todas aquellas personas entre 35 y 70 años que necesitan ayuda para dormir. La combinación de melatonina, azafrán y melisa producen un efecto relajante, ayudan a recuperar el sueño fisiológico y a despertar de buen ánimo.

Con SaludBox, ¡disfruta de los sueños!

¿Por qué se contagian los bostezos?

¿Por qué se contagian los bostezos?

¿Nunca te ha pasado? Ves a alguien bostezar e inmediatamente te entran ganas de hacerlo a ti también. Es una reacción muy común. Aproximadamente, el 60% de la población es sensible a su contagio. La respuesta está en la activación de una zona concreta del cerebro. El bostezo se vuelve contagioso porque nuestro cerebro tiene actitudes de imitación. Es posible que no estemos cansados pero aún así somos incapaces de contener nuestras ganas de bostezar.

Existen diversas teorías de porqué se contagian los bostezos

La investigación realizada por la Universidad de Nottingham en Inglaterra, afirma que la causa es un reflejo del cerebro que se activa en la zona encargada de controlar la función motora; la corteza motora primaria. Es el área responsable de la ejecución del movimiento corporal que genera a través de impulsos neuronales. En el estudio participaron 36 adultos. Experimentaron la contención de bostezar mientras veían vídeos donde aparecía gente bostezando sin parar. Una vez acabado el pase de vídeos, se contabilizaron el número de bostezos hechos y reprimidos. Además, los científicos estimularon a los participantes mediante TMS (estimulación magnética transcraneal) para provocarles bostezos. Los investigadores descubrieron que la parte del cerebro que más se activaba con las TMS era la encargada de las funciones motoras. Esta zona cerebral tiene relación con patologías neuropsiquiatricas; como la epilepsia, la demencia, el autismo y el síndrome de Tourette. Georgina Jackson, profesora de Neuropsicología Cognitiva del Instituto de Salud Mental de Nottingham, afirma que “esta investigación ha demostrado que el impulso se incrementa cuando intenta detenerse”. Utilizando la estimulación eléctrica se pudo aumentar la excitabilidad motora y, al hacerlo, aumentó la tendencia a contagiarse del bostezo.

La imitación fomenta la sincronía de grupo

Otros investigadores, como Matthew Campbell, consideran que “una posibilidad es que en las especies sociales que coordinan sus niveles de actividad, copiar los bostezos puede ayudar a sincronizar el grupo. Así, cuando es hora de comer, todo el mundo come (comer es contagioso), cuando es hora de moverse, todo el mundo se mueve (las posturas corporales son contagiosas). De esta forma, la copia del bostezo también pone al grupo en sincronía”.

Finalmente, existen autores que defienden que la razón de este contagio es la empatía. El individuo que imita sienta la necesidad de interpretar cómo se siente la otra persona y cede inconscientemente a imitar su bostezo. Diversos estudios muestran cómo se activan circuitos cerebrales propios de la empatía, como es el caso de las neuronas espejo que actúan como un reflejo interno de los movimientos que observamos en los demás.

¿Por qué bostezamos?

El bostezo es una reacción incontrolada del cuerpo que consiste en la inhalación y espiración. Bostezamos porque tenemos sueño, estamos aburridos, después de despertarnos o antes de irnos a dormir… Pero existen personas que por culpa del estrés, la ansiedad, los nervios, etc. les cuesta mucho dormir. SaludBox Labs ofrece una solución para acabar con el insomnio; Morpheo. Un complemento alimenticio a base de Melatonina (contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño), Azafrán (ayuda en trastornos del sueño por su efecto sedante) y Melisa (disminuye el insomnio). Se recomienda tomar 1 comprimido bucodispersables al día, unos minutos antes de acostarse.

¡Dulces sueños con Morpheo!

¿Qué sueñan las personas ciegas?

¿Qué sueñan las personas ciegas?

La ceguera es una discapacidad física que consiste en la pérdida total o parcial del sentido de la vista. ¿Qué ven en sus sueños las personas ciegas?

Existe la creencia popular de que las personas ciegas desarrollan más otros sentidos como el tacto o el oído para compensar su falta de visión. Deben prestar más atención a los sonidos que les rodean para sobrevivir, orientarse y desplazarse. Las personas sin problemas en la visión suelen resolver sus dudas mediante el sentido de la vista. Por ejemplo, en una estación de tren una persona invidente se guiará por los anuncios en los altavoces para saber a qué andén ir, mientras que una persona sin problemas de vista se apoyará en los paneles y por lo tanto en el sentido de la vista.

Existen algunas teorías científicas que refuerzan esta afirmación. Sugieren que el cerebro de un ciego se reprograma para utilizar la corteza visual. Utilizan esta zona del cerebro para mejorar el procesamiento de información de otros sentidos como el tacto y el oído.

¿Qué es la ecolocación?

Es la capacidad que consiste en conocer el entorno mediante la emisión de sonidos y la interpretación del eco que los objetos de éste producen. Muchos ciegos utilizan las vibraciones auditivas para construir una imagen mental de lo que les rodea como los delfines o los murciélagos.

¿Qué ven los ciegos cuando duermen?

Generalmente las personas que han nacido con ceguera o a las que les ha aparecido en edades muy tempranas (hasta los 3-4 años) no sueñan con imágenes visuales. Ya que al no haber tenido nunca la capacidad de ver, no pueden imaginar cómo es, aparentemente, la realidad. No obstante, en sus sueños pueden hablar, oír, oler, sentir, saborear, etc.

Por otro lado, aquellas personas que han perdido la vista a una edad más tardía (a partir de los 7-8 años), en principio, pueden soñar con imágenes visuales. Pero con el paso del tiempo, estas imágenes se vuelven difusas. Van olvidando los matices de los objetos, las caras, etc. Incluso hay veces en que estas personas dejan de soñar con imágenes completamente. Y terminan soñando sin ver.

Normalmente las personas ciegas que sueñan sin imágenes visuales ven oscuro. No suelen soñar con colores claros.

Los sueños son una mezcla de recuerdos y representaciones mentales de la realidad creados por nosotros mismos. Nuestros sueños no pueden contener elementos que desconozcamos. Por eso las personas que han nacido con ceguera congénita sueñan sin imágenes.

Independientemente de si nuestros sueños tienen imágenes visuales o no, tener un sueño reparador y descansar las horas recomendadas es indispensable para nuestro cuerpo y nuestra mente. Morpheo de SaludBox Labs es un complemento alimenticio a base de Melatonina (disminuye el tiempo necesario para dormir), Azafrán (ayuda en trastornos del sueño por su efecto sedante) y Melisa (reduce el insomnio). Estos comprimidos desleíbles con sabor a hierbabuena te ayudarán a conciliar el sueño. Dormir bien hará que te despiertes de mejor ánimo.

Da igual las horas que duerma, sigo teniendo sueño

Da igual las horas que duerma, sigo teniendo sueño

¿Nunca te ha pasado? Duermes muchas horas, pero cuando suena el despertador en vez de levantarte fácilmente, parece que el cuerpo te pesa más de lo normal y que tus ojos son incapaces de abrirse. ¿Por qué pasa esto?

La respuesta podría ser hipersomnia. Es un concepto que se utiliza para definir la sensación subjetiva de sueño a una hora inapropiada. Una persona con hipersomnia tiene una gran dificultad para mantenerse despierto. Su sueño es excesivo, constante e involuntario. Da igual las horas que duerma porque seguirá teniendo sueño.
Se trata de una enfermedad que padecen entre el 4% y el 6% de la población mundial, pero que al no estar diagnosticada suele atribuirse a problemas de estrés, depresión o ansiedad. David Lira, director del Instituto Peruano de Neurociencias, afirma que “el hecho de que estén durmiendo no significa que estén descansando”. Esto repercute al día siguiente en un bajo rendimiento laboral, mala memoria, déficit de concentración, etc.

¿Cuántas horas debería dormir según la edad que tengo?

Existen unos parámetros de horas de sueño en función de la edad del individuo. Según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos las horas de sueño recomendadas son las siguientes:

Esta disminución de las horas de sueño a medida que vamos cumpliendo años se debe a que cuantos más años de vida, más conexiones neuronales tenemos y más desarrolladas están. Por lo tanto, no necesitan tantas horas de descanso.

Estoy cansad@ porque tengo resaca… del sueño

Otro de los posibles motivos por los que sigues teniendo sueño después de dormir 8 o más horas es la Resaca del Sueño. Un estado caracterizado por dolor de cabeza, irritación de los ojos y cansancio. Su causa recae en los ritmos circadianos.

Si el individuo está acostumbrado a dormir unas horas determinadas y rompe con su rutina alargando el tiempo de descanso, siente fatiga. La causa es la alteración de su reloj biológico al haberse despertado en medio de una de las fases del sueño. Durante estas fiestas navideñas es posible que te haya sucedido, ya que durante unos días has cambiado tu rutina.

El individuo pasa por 5 fases del sueño y cada una de ellas tiene una duración de 90 minutos aproximadamente. Cuando el sueño se extiende más horas, los ciclos se alargan y despertarse en mitad de uno de ellos genera la resaca del sueño.

Fase 1

Sueño ligero. En ella aún somos capaces de percibir estímulos externos.

Fase 2

Se bloquean las vías de acceso de información sensorial y se produce una desconexión del entorno.

Fase 3

Sueño más profundo (DELTA). El bloqueo sensorial se intensifica. Si el individuo despierta en esta fase se siente confuso y desorientado.

Fase 4

Se encuentra la mayor profundidad del sueño. Es necesaria para la recuperación física y psíquica del individuo.

Fase REM

En esta fase encontramos los sueños y las pesadillas. Hay un contraste entre la relajación muscular y la activación del sistema nervioso central.

Cómo combatir al insomnio

¿Cómo te sientes cuando por las mañanas te cuesta mucho madrugar y, en cambio, por la noche no puedes dormir?

Para combatir este insomnio, puedes ayudarte de la comida y sus complementos, ya que son factores que también influyen en el sueño del individuo. Todos aquellos alimentos que tengan triptófano, como por ejemplo la carne, los huevos, los lácteos, el plátano, la piña… te ayudarán a conciliar el sueño.
En cuanto a los complementos alimenticios, te recomendamos Morpheo de SaludBox; son comprimidos bucodispersables con sabor a hierbabuena que actúa por vía bucal en menos de 15 minutos ofreciendo una ayuda inmediata para dormir gracias a la Melatonina y un agradable despertar gracias el Azafrán. Están especialmente recomendados para viajeros con jetlag, y personas con insomnio agudo e insomnio por estrés.

Domingos de insomnio

Domingos de insomnio

Durante la semana duermes bien por las noches, pero llega el domingo y tu cuerpo es incapaz de conciliar el sueño. Esto provoca que el lunes por la mañana estés más cansado y se te haga cuesta arriba empezar la semana. Las noches de domingo suelen ser las que peor dormimos de toda la semana.

El principal motivo es la ansiedad

Ansiedad por la semana que te espera. Y si a esto le sumamos pensamientos negativos repetitivos (“si no me duermo ya, mañana estaré agotad@”, “si no me duermo ya, mañana tendré un mal día”, “si no me duermo ya, mañana me irá mal el examen”, etc.) y la percepción de no haber aprovechado el fin de semana al máximo, genera una sensación de agobio y tensión en el individuo que provocan el aumento del nivel de activación de nuestro organismo. Otro de los motivos que nos producen el insomnio del domingo es el jet lag social, causado por la alteración del horario de sueño que tenemos entre semana. Los días festivos nos despertamos más tarde de lo habitual, nos acostamos de madrugada, hacemos la siesta…  Esto provoca que nuestro reloj biológico se trastoque.

Existen algunas recomendaciones para acabar con el insomnio:

  • No alterar el horario de sueño el fin de semana: intentar respetar la rutina de sueño que tenemos entre semana.
  • Escribir una lista de las preocupaciones: anotarlas en un papel, quizás ayuda a sacarlas de nuestra mente.
  • No trabajar antes de irnos a dormir: debemos relajarnos y desconectar antes de ir a la cama. Nuestro nivel de activación debe ser bajo.
  • Evitar la luz azul: esta luz se encuentra en las pantallas de los aparatos electrónicos (tablets, móviles, ordenadores…). Nos causa migrañas, jaquecas y nos activa.
  • No regodearnos en el insomnio: si no puedes dormir lo peor que puedes hacer es ponerte nervioso, pensar en negativo, estresarte… Debes intentar relativizar y relajarte. Cuando menos te lo esperes te quedarás dormido.
  • Dar una vuelta: levantarnos de la cama para despejarnos, hacer otra actividad y un poco más tarde volver a intentarlo puede ayudar a conciliar el sueño.
  • Ayudarte de comidas y complementos alimenticios: existen alimentos como la carne, huevos, lácteos, plátano, piña… que influyen en el sueño del individuo. Éstos tienen triptófano que se convierte en melatonina, la hormona que regula el reloj biológico. En cuanto a complementos alimenticios, encontramos Morpheo de SaludBox; unos comprimidos bucodispersables con sabor a hierbabuena que ofrecen una ayuda para dormir. Éste contiene melatonina (disminuye el tiempo de conciliar el sueño), azafrán (ayuda en trastornos del sueño por su efecto antidepresivo moderado) y melisa (disminuye el insomnio). Sus propiedades producen un efecto tranquilizante, ayudan a recuperar el sueño fisiológico y a despertarse con buen ánimo.
    Es recomendable tomar 1 comprimido al día 30 minutos antes de irse a dormir.

Dulces sueños.